jueves, 12 de noviembre de 2015

Trabajando en el alambre



O, mejor dicho, con él.


Eso es lo que hace Martin Senn, el creador de estas originales esculturas.

















Me fascina todo lo que se puede llegar a hacer

 con un hilo de metal de lo más simple.



4 comentarios:

Sara Castellano dijo...

Dios me acabo de enamorar de la máquina de escribir...qué preciosidad.
Feliz finde linda! :)

Bajo mi paraguas dijo...

¿Verdad que sí? A mí me ocurrió lo mismo.
Gracias por comentar.
Feliz finde para ti también!

Aroa dijo...

Geniales!

bajomiparaguas dijo...

¡Me alegro de que te gusten, Aroa!
Un beso.