domingo, 9 de noviembre de 2014

¡Adivina!



¿Qué se esconde tras los muros de este edificio histórico del centro de Londres?

The Ragged School se llama.




¡Pasemos a ver!






Pues este precioso loft, como no podía ser de otra manera.








Ya veis que cumple con todas las reglas del "protocolo loft": paredes de

 ladrillo visto, techos de madera, cocina integrada en el salón, gran número de  

ventanales tipo industrial... no le falta de nada.




Y de la decoración, qué puedo decir... que si la hubiera escogido yo, no me 

podría gustar más. Ese mostrador que separa la cocina de la zona de estar 

(véase en primer plano aquí arriba), la vitrina en la pared que lleva al baño (más 

abajo), el cartel de "souvenir" apoyado en el suelo tras el sofá del salón,  en 

vertical, como el que no quiere la cosa, el puf a los pies del sillón orejero...








Pero la casa no acaba aquí, tiene una planta superior donde se ubica el 

único dormitorio




con salida a una pequeña terraza con vistas a la ciudad.




Toda esta genialidad es obra del prestigioso fotógrafo y estilista Zanna.


Pero aún no sabéis lo mejor...

...¡y es que es posible alquilarlo!


El loft, no el fotógrafo, claro.
(Que nadie se confunda, no vayamos a tener un disgusto)

Razón aquí.



De ahí son también las fotografías.



Si mi próxima entrada está escrita en inglés, ya sabéis desde dónde la publico.


That's all folks!!!




4 comentarios:

Aroa dijo...

Increíble! Encantada pasaba allí unos diitas. Estas casas con tanta personalidad son mi debilidad.

bajomiparaguas dijo...

¡Ay y yo! ¡Esos muebles me traen de cabeza!
Un beso.

Mari Carmen dijo...

Nena pero qué lugar tan precioso, y qué chulo y qué bien que se pueda alquilar, iré ahorrando, para ver si puedo escaparme otra vez a Londres

Un besazo y ¡Feliz semana!

bajomiparaguas dijo...

¿Verdad que sí? ¡Pues imagínate cómo estoy yo, que todavía no he estado allí!
Un beso