martes, 18 de marzo de 2014

Volando, volando...



¡Mirad dónde he aterrizado!


En la isla de Ítaca, en Grecia, nada menos.



Se trata de Villa Kalos, un alojamiento rural que hace pocos años era una 

ruina abandonada rodeada de almendros y olivos. Y que fue descubierta 

rehabilitada por dos fotógrafos sudafricanos,

 con la ayuda de población local.












He estado pensando y he decidido quedarme por aquí...

 hasta que Ulises venga a rescatarme.



No os preocupéis por mí.


Creo que estaré bien.




Todas las imágenes aquí.



6 comentarios:

Maria Radeski dijo...

¡ Qué maravilla de casa ! ¡ Me ha encantado ! estuve el verano pasado en Ítaca y Kefalonia y quedé prendada de ellas. Son un espectáculo para los sentidos y el mar no podría sacarse de un azul más intenso ni con photoshop!! con una casita como ésta yo también me quedo a vivir alli <3
Un saludo

bajomiparaguas dijo...

¡Qué suerte haber podido estar por allí! A ver si yo me dejo de viajes virtuales y hago una escapadita...
Besos.

Handmademaniadecor dijo...

¿Sigues por allí?. Espérameeeeee...

Gem de HMMD

bajomiparaguas dijo...

Jajaja ¡Eso quisiera yo!

Besos

Maria Jose AC dijo...

Qué casa tan tan especial!! la verdad que han conseguido que todo esté muy bien intregrado con lo ya existente!!

bajomiparaguas dijo...

¡Sí!!! Con pocos elementos pero muy bien escogidos.
Besos.